THE ONSIDER | THE PLACE TO LAND

Denise

18 enero 2021

No hay comentarios

The Onsider se ubica en el prestigioso barrio de Sant Gervasi y, sin duda alguna, esta es una de las mejores zonas de Barcelona. En este post os mostramos algunos de los muchos motivos que hacen que sea el lugar más prestigioso, seguro y codiciado para vivir.

ES UN BARRIO CON HISTORIA

El barrio de Sant Gervasi-Galvany ocupa la parte baja del antiguo término de Sant Gervasi, entre la Diagonal y la ronda del Mig. El nombre de Galvany se popularizó cuando lo adoptó el mercado municipal de la zona, recuperando el del antiguo propietario de los terrenos del entorno, Josep Castelló i Galvany. La urbanización del Camp d’en Galvany se inició en 1866.

Lo primero que se erigió fue el mercado, en cuyos entornos se construyeron viviendas. La llegada del tren de Sarrià, que cruzaba el barrio, acabó de impulsar el proceso de urbanización. Las familias influyentes se hicieron construir sus palacios y mansiones modernistas entre finales del siglo XIX y finales del siglo XX. Hoy en día, está considerado como el barrio “chic” de Barcelona, aunque aun conserva su aspecto de pueblo, por su gran número de calles estrechas, locales de proximidad y sus plazas pequeñas.

ZONAS VERDES

Además de por su riqueza histórica, nuestro barrio es uno de los mejores lugares para vivir para todos los amantes de la naturaleza, especialmente por su proximidad con la montaña de Collserola. Allí se pueden encontrar amplias zonas verdes como el Jardín del Turó de Putxet, el Parque de La Oroneta o, a escasos kilómetros, la famosa Carretera de las Aigües, muy recomendada para los aficionados al deporte que busquen aislarse del barullo de la ciudad.

Os recomendamos visitar el Turó Park, a tan solo 8 minutos de The Onsider. Es un lugar recogido y elegante que cuenta con arboles centenarios y uno de los espacios más impresionantes del parque es el estanque, rodeado de árboles y cubierto de nenúfares que florecen en primavera.

Sin embargo, si hay un espacio que destaca por encima del resto es la montaña del Tibidabo, uno de los principales atractivos del barrio. Se puede llegar a ella a través de diferentes opciones, tanto en transporte público como como en coche.

GRAN PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO

Sant Gervasi cuenta con un patrimonio arquitectónico muy rico que abarca, desde las casas señoriales, hasta la mezcla de estilos de Santa Maria de la Bonanova o el convento de Valldonzella.

Dos ejemplos de su arquitectura son la Casa Sagnier y la Casa Ramonet, una magnífica torre ajardinada que actualmente alberga una biblioteca pública. Del pasado rural del barrio aún se conservan algunos edificios como la antigua masía de Can Casals o la de Can Pomaret. También cobran especial relevancia edificios como la Casa Roviralta en Avenida Tibidabo o el edificio de La Rotonda, recientemente restaurado en Passeig Sant Gervasi.

El Mercat de Galvany es uno de los mercados más emblemáticos de Barcelona y cuenta con una gran oferta gastronómica y de servicios. Fue inaugurado en 1927 y su estructura de hierro y los grandes ventanales de cristal lo convierten en un monumento artístico de la ciudad. Si os alojáis en The Onsider, lo tendréis a tan solo 5 minutos a pie.

BUENOS SERVICIOS EDUCATIVOS Y SANITARIOS

En materia de sanidad Sant Gervasi dispone de 29 centros de asistencia hospitalaria y 5 de atención primaria. Además, en esta zona pueden encontrarse hasta 180 centros médicos privados, 100 farmacias y cinco balnearios urbanos.

En cuanto a la parte educativa del distrito la forman 42 centros de educación primaria, 36 de secundaria y 32 de educación universitaria (destacamos las universidades Abat Oliba y Ramon Llull), además de un internado y cinco colegios internacionales.

BUENA CONEXIÓN CON TODA LA CIUDAD

Tiene buena combinación de transporte público con los Ferrocarriles de la Generalitat (FGC) que conectan directamente con Plaza Cataluña, además cuenta con distintas líneas de metro de Barcelona (L9, L6 y L7) y varias líneas de bus que cubren la zona.

Su proximidad con los túneles de Vallvidrera hace que sea muy fácil el acceso a la comarca del Vallès.

El Tranvía Azul, sigue siendo una opción para desplazarse y a su vez es otra forma de descubrir la historia del barrio. Data de 1901 y realiza un recorrido de 1.276 metros en ascensión hacia el pie del funicular del Tibidabo. Va subiendo rodeado de construcciones modernistas y novecentistas que dan paso a la naturaleza y a magníficas vistas de la ciudad. Es una forma alternativa de acceder al CosmoCaixa (Museo de la Ciencia), al parque de atracciones del Tibidabo, al templo del Sagrado Corazón, a la torre de comunicaciones de Collserola y al Observatorio Fabra.